Drenaje Linfatico

¿Qué es el drenaje linfático manual?

El DLM es una técnica manual específica de activación del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos cuando el flujo normal ha sido interrumpido por una obstrucción de los diminutos canales por donde circula, esta técnica terapéutica debe ser realizada por un Fisioterapeuta titulado.


  • ¿Que efectos tiene?

    Entre los efectos que produce el DLM Limpia y drena los tejidos, favoreciendo su nutrición, oxigenación y evacuación de productos de desecho –fisiológicos y/o postquirúrgicos-.

    Mejora la microcirculación y aumenta el número de canales de drenaje, por lo que desinflama, disminuyendo el volumen de la zona y el dolor que esto provoca.

    También potencia los efectos de los sistemas inmunológicos y s. Nervioso parasimpático.

    Secundariamente regula el tono muscular y da lugar a un más que beneficioso efecto relajante.

    El DLM es también un fiel aliado de la cirugía estética y reparadora. Cuanto antes desaparezca la inflamación, hematoma…mejor será la recuperación y mejores los resultados de la intervención.

 

Indicaciones

  • Procesos que cursen con edemas distales, como las piernas hinchadas por patologías vasculares, retención de líquidos, etc.
  • Edemas locales postraumáticos o postquirúrgicos.
  • Linfedemas primarios.
  • Durante el embarazo: para descargar las piernas y para los edemas que suelen aparecer a lo largo de la gestación.
  • Patologías de dermis y epidermis: S. Sudeck, celulitis, lipedemas, cicatrices…
  • La relajación que provoca ayuda en casos de estrés y ansiedad.