Noticias

LA FISIOTERAPIA EN EL EMBARAZO

 

 


¿EN QUE PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA EN EL EMBARAZO?

 

• Ayudarte si tienes problemas para quedarte embarazada.
• Evitar y tratar las lesiones del suelo pélvico ocasionadas por el embarazo o el parto.
• Enseñar a controlar y manejar la respiración, muy útil para las contracciones y los pujos (forma de empujar en el momento de la expulsión del feto). Entrenar la forma correcta del pujo para que no cause daño al resto de vísceras pélvicas ni a la musculatura perineal.
• Enseñar ejercicios de la pelvis, para disminuir el dolor y favorecer la movilidad en el momento del parto.
• Informar sobre las adaptaciones y cambios que sufre el cuerpo y lo que ocurre con el suelo pélvico. (Pueden aparecer incontinencias que posteriormente pueden ser tratadas con fisioterapia)
• Preparar físicamente para la maternidad, trabajando suelo pélvico, pelvis y todas las estructuras que van a intervenir o a verse afectadas en el parto. Se trabaja el masaje perineal (mejora la dilatación en el parto), se enseña a controlar las posturas y se trata de fortalecer la musculatura perineal.
• En el momento del parto, actualmente en España, el fisioterapeuta, no está en el nacimiento del bebé. Pero en países como Bélgica y los anglosajones, el fisioterapeuta sí que forma parte del equipo multidisciplinar que está en el paritorio. En este caso, el fisioterapeuta puede colaborar, durante la fase de dilatación y expulsivo, aconsejando masajes y posturas para disminuir el umbral doloroso y el dolor que sobreviene con cada contracción y ayudar a que los pujos sean eficaces.
• Después del parto, en la sexta semana, el fisioterapeuta debe hacer una valoración abdominopélvica, pelviperineal, del diafragma y un examen neurológico. Debe controlar el estado en el que ha quedado el tejido, si las cicatrices están adheridas o no, si hay incontinencia urinaria o caída de vísceras…El tratamiento sería específico para cada mujer y el profesional ha de ser un fisioterapeuta obstétrico.

DIFICULTADES EN LAS RELACIONES SEXUALES O PROBLEMAS PARA QUEDARSE EMBARAZADA
La disfunción sexual es el trastorno más sufrido por mujeres con patología de suelo pélvico, ya que muchas de ellas refieren anorgasmia, dolor y sequedad vaginal debida a falta de tono muscular, alteraciones anatómicas o incontinencias. A continuación describimos una serie de posibles causas:

1. Frigidez: Afecta a la fase de excitación: ausencia o disminución de la lubricación vaginal y la vasocongestión genital, tanto masculina como femenina que provoca flaccidez.

2. Dispareunia: Dolor durante o después del acto sexual.

3. Anorgasmia: Alteración en la fase del orgasmo donde la mujer no llega al clímax, la fase de meseta se alarga y de ahí pasa directamente a la fase de resolución, que suele ser lenta, larga e incluso molesta.

4. Vaginismo: Es el espasmo involuntario de la musculatura perineal en el tercio inferior de la vagina, ante cualquier intento de penetración.

5. Útero en retroversión: La posicion más frecuente del útero es la anteversion. La retroversion es otra posición de presentación pero menos frecuente que dificulta, no impide, el poder quedarte embarazada. 2 de cada 10 mujeres presenta esta retroversión lo que muestra que no es un porcentaje bajo.
Causas:
• Congénito (naces con el útero en esa posición)
• Traumática (golpes bruscos, algunos deportes)
• Debilidad de los ligamentos que sujetan el útero.
• Postura diaria corporal

Estas dificultades pueden verse reducidas o incluso resueltas con la fisioterapia obstetricia. La elección de las siguientes técnicas fisioterápicas depende de la disfunción que se presente:

- Osteopatía visceral ginecológica
- Ejercicios respiratorios y técnicas de relajación
- Trabajo de la zona vaginal
- Ejercicios de toda la musculatura que interviene en el coito
- Electroterapia, Biofeedback, epino
- Ejercicios perineales
- Masoterapia

Si tienes problemas para quedarte embarazada o en tus relaciones sexuales, y el origen es una de estas causas, la fisioterapia obstetricia puede ayudarte.

CAMBIOS FISIOLOGICOS EN EL EMBARAZO

PRIMER TRIMESTRE

Es un trimestre caracterizado por la inseguridad, en el que la madre está en proceso de asimilar y entender lo que está ocurriendo en su interior. Es un trimestre muy inestable caracterizado por:
• Aumento del volumen y de la sensibilidad de los pechos.
• Sensación de cansancio y sueño.
• Posibles náuseas y mareos, sobre todo, por la mañana.
• Aumento de peso de entre 1 y 2 kilos.
• Aumento del tamaño del útero.
• Aumento de las secreciones vaginales.
• Frecuentes ganas de orinar.
• Cambios bruscos de humor.
• Inseguridad y ansiedad.

SEGUNDO TRIMESTRE
Es el trimestre más cómodo porque se dejaran de notar las náuseas y hormonalmente estarás más estable. Ya puedes notar que una vida está creciendo en tu interior.
• Se aumenta cerca de 4 kilos de peso
• Los pechos pueden estar más sensibles, porque comienza la producción de la prolactina, hormona que prepara los senos para la lactancia y estimula la producción de leche materna.
• Se notan las primeras señales de los movimientos del feto
• Aumento de la pigmentación de la piel (La línea media del abdomen de oscurece)
• Aparece el cloasma (Se produce aumento de pigmentación alrededor de los ojos o boca)
• Cambios producidos por el crecimiento uterino:
• Pirosis (ardor de estómago)
• Digestiones más lentas
• Aumento de la fatiga, porque el útero se eleva hasta el nivel del diafragma
• Ciáticas
• Dificulta el retorno venoso de los MMII ocasionando esas varices, arañas vasculares, hinchazón y dolor de piernas, (más por la tarde-noche). El DLM tiene efectos muy beneficiosos sobre esta sintomatología.
• Lumbalgias por aumento de la lordosis lumbar.
• Aumento del gasto cardiaco
• La madre sueña con su futuro hijo
• Aumentos repentinos de temperatura con exceso de sudoración.

TERCER TRIMESTRE

• Aumento de entre 3 y 5 kilos de peso
• La piel del abdomen se tensa (posibles estrías)
• La pelvis tiene más movilidad, este aumento de laxitud lo produce la relaxina, hormona que actúa al final del embarazo para preparar a las estructuras que van a tener que participar en el parto dándoles elasticidad y permitiéndoles el movimiento. (tanto a huesos como a ligamentos)
• Aparición de cansancio y dolores de espalda de nuevo
• El útero desciende por lo que disminuye esa fatiga (notas que puedes respirar mejor) pero aumentan las ganas de orinar.
• Contracciones uterinas de Braxton-Hicks: Son contracciones que preparan al útero para el momento del parto. A partir de la semana 20, son indoloras aunque con el avance del embarazo se van haciendo más fuertes. Sueles notar como el útero se endurece.
Se diferencia de las contracciones del parto se alivian con el reposo mientras que las del parto no.
• Preocupación y temor ante la llegada del parto

CUIDADOS A REALIZAR EN EL HOGAR

MASAJE PERINEAL (previo al parto)
El masaje perineal es una técnica que se usa para aumentar la elasticidad y la tonificación de los tejidos perineales ayudan a evitar la episiotomía y facilitar la dilatación del suelo pélvico en el momento del parto.
• Debe realizarse diariamente durante 6-10 min.
• Puedes realizártelo tu misma o con ayuda de tu pareja.
• Tener cuidado con la higiene a la hora de hacerlo (siempre lavar bien las manos)
• Utilizar un lubricante, preferiblemente aceite de rosa de mosqueta

EJERCICIOS DE KEGEL (en el preparto y en el postparto)
Los ejercicios se realizan en diversas posturas, siempre de forma progresiva, es decir, primero en decúbito supino (boca arriba), después en sedestación (sentada) y por último en bipedestación (de pie). Cuando se tenga una buena conciencia de estos ejercicios sería bueno hacerlos integrados en las actividades cotidianas (levantar pesos, subir escaleras, arrodillarse, etc.)Durante estos “esfuerzos” hacer la contracción del suelo pélvico para evitar escapes, es un bueno entrenamiento en momentos de aumento de presión.
Tipos de ejercicios:
Pautas generales:
• Siempre descansar entre cada contracción. Tiempo de descanso: el doble del tiempo que haya durado la contracción.
• Cuidar mucho la respiración, la contracción siempre se hará en el momento de la espiración (mientras sueltas el aire)
Contracción lenta: 4-5 series de 10 repeticiones, de 10 segundos de duración cada contracción.
Contracción rápida: 4-5 series de 10 repeticiones, de 2-3 segundos de duración cada

TRABAJO DEL TRANSVERSO DEL ABDOMEN: (en el preparto y en el postparto)
Es fundamental para realizar un buen expulsivo. La forma optima para trabajar dicho músculo es mediante pilates en el embarazo, ya que es un músculo que no trabajamos a menudo, resulta difícil su contracción y al estar embarazada se debe hacer con precaución.

CUIDADOS EN LA EPISIOTOMIA
-Lavar una vez al día.
-Después de cada defecación lavar la zona para evitar restos bacterianos.
-Secar con una toalla limpia mediante pequeños toques nunca limpieza de arrastre.
-Utilización de compresas específicas para postparto, cambiarla a menudo para mantener la zona seca y favorecer la cicatrización y la caída de los puntos.
-Utilizar ropa interior preferiblemente de algodón o fibra natural.
-Para ayudar a la cicatrización y a que los puntos se sequen

 

PATOLOGÍA EN LA MUJER EMBARAZADA

INCONTINENCIA URINARIA: Hay varios tipos de incontinencia urinaria, la que puede aparecer durante el embarazo es la incontinencia urinaria de esfuerzo, lo que significa que se produce escape de orina al realizar algún esfuerzo como: subir escaleras, levantarte o sentarte, toser, estornudar…
Durante el embazado, esta patología suele aparecer porque el suelo pélvico esta débil y no puede aguantar el aumento de presión que produce el crecimiento uterino por lo que ante un esfuerzo se produce la perdida, después del parto como la causa que producía esta alteración ha desaparecido la incontinencia suele desaparecer. No obstante durante al parto el suelo pélvico sufre por la dilatación, el expulsivo y en algunas ocasiones por la episiotomía por lo que es conveniente tratarlo porque si no a la larga aparecerán problemas de incontinencia, entre otros posibles.
- RETENCIÓN DE LÍQUIDOS: Generalmente en miembro inferior dado que el bebe comprime los grandes paquetes vasculares.
SUELO PÉLVICO: Preparación del suelo pélvico para evitar una posible episiotomía o cesárea. El suelo pélvico no está acostumbrado a soportar tanto peso como durante el embarazo, y además también debe estirarse para poder producirse el expulsivo, se debe preparar el suelo pélvico para que pueda soportar dichos traumatismos y recuperarlo tras el parto.
LUMBALGIA: Por el aumento de peso que produce el embarazo y el aumento de la lordosis lumbar.
CIATALGIA: Producido por el aumento de peso y el aumento de la presión a nivel vertebral.
DOLOR COSTAL.DISTENSIÓN ABDOMINAL EXCESIVA Y RECUPERACIÓN POSTERIOR DE LA DIASTASIS ABDOMINAL: Lo que va a provocar que a nuestras vísceras les sea más difícil retomar su posición original, con los síntomas digestivos que ello conlleva.
SUBLUXACIÓN SACRO: Por el parto el bebé puede subluxar el sacro durante el expulsivo.
DESCOLOCACIÓN DE VÍSCERAS: Por el volumen que ocupa el bebe, moviliza todas las víscera que tras el parto se debe ayudar a colocarlas.
PROLAPSOS: Tras el parto puede haber descensos de órganos pélvicos llegando incluso a aparecer exteriormente en la cavidad vaginal. El debilitamiento de la musculatura perineal o la hiperpresión abdominal sufrida en el parto además del aumento de peso en el embarazo aceleran la aparición o evolución del prolapso.
Un trabajo correcto de la musculatura pélvica permite prevenirlos o en caso de existencia a disminuirlos o rectificarlos (dependiendo del grado de prolapso).

CICATRICES: Tratamiento de la cicatriz tanto de episiotomía como de cesárea para evitar adherencias a planos más profundos y evitar secuelas digestivas (como el estreñimiento)

(ejemplo de desplazamiento visceral en el embarazo)

CONSULTA A TU FISIOTERAPEUTA DE CONFIANZA, EL PUEDE AYUDARTE A ALIVIAR ESTAS PATOLOGÍAS PREVIAS AL EMBARAZO Y POSTERIORES AL PARTO



About the Author

Add a Comment