Respiratorio

La Fisioterapia Respiratoria

La rehabilitación respiratoria tiene como objetivo facilitar la eliminación de las secreciones traqueobronquiales y secundariamente disminuir la resistencia de la vía aérea, reducir el trabajo respiratorio, mejorar el intercambio gaseoso, aumentar la tolerancia al ejercicio y por lo tanto mejorar la calidad de vida.


Existen dos tipos de técnicas:

• Técnicas Pasivas: realizadas por el fisioterapeuta
• Técnicas Activas: realizadas por el propio paciente sin ayuda de nadie aunque puede usar o no instrumentos mecánicos.

Las técnicas empleadas son individuales para cada paciente en función de una serie de criterios como son la edad, el grado de colaboración, disponibilidad de aparatos, colaboración del paciente y del personal especializado.

  • Indicaciones en niños o bebés
    • Neumonía
    • Bronquiolitis
    • Bronquitis
    • Fibrosis quística
    • Asma
    • Deformidades torácicas y vertebrales
    • Niños con parálisis cerebral o enfermedades neuromusculares
    • Prematuros
    • Cualquier patología que curse con aumento de secreción.
  • Indicaciones en adultos
    • EPOC
    • Bronquiectasias
    • Asma
    • Neumonía
    • Pre y post quirúrgica abdómico – torácica
    • Enfermedades neurológicas y neuromusculares como Ictus, lesionado medular, ELA, esclerosis múltiple…
    • Procesos oncológicos o degenerativos.