Infrarrojos

Infrarrojos: La luz infrarroja ayuda a generar una mayor cantidad de glóbulos blancos, lo que se traduce en una mejor calidad de vida.


  • Efectos:

    El calor de la luz infrarroja actúa directamente en la piel mejorando la circulación sanguínea y calienta los músculos, esto facilita la eliminación de impurezas y acelera la llegada de sangre a los músculos, es así que alivia el dolor.
    Alivia la artritis, aumenta la flexibilidad en los tejidos de colágeno, alivia espasmos musculares y la rigidez articular. A su vez ayuda a aliviar las infiltraciones inflamatorias, edemas, hipertensión, y enfermedades de la piel en general. Inclusive ayuda a reducir la celulitis.